Epilepsia e Indicadores de Salud en Guatemala

 

La epilepsia está considerada según la OMS Organización Mundial de la Salud (OMS), como un problema de salud pública, que provoca grandes repercusiones mentales, físicas, sociales y económicas en el paciente con epilepsia su familia y la sociedad.

 

Las Epilepsias más que una enfermedad es un síntoma,  es la desorganización de un grupo de neuronas en una o varias áreas del cerebro que responden a un padecimiento,  que se manifiesta de forma súbita por crisis convulsivas, durante un corto período de tiempo y que luego regresa a la normalidad, pero se repite de forma periódica.

 

Muchas veces el problema no es que se presente una crisis epiléptica, sino el momento y lugar donde se presenta, pues la persona puede lastimarse durante el episodio.  

Afecta a 55 de cada 1000 habitantes de Guatemala, más que una enfermedad es un síntoma, que se manifiesta como consecuencia de algún padecimiento neurológico y/o de etiología desconocida, la epilepsia no es exclusiva de algún sexo, edad o condición social.

 

La manifestación principal de la epilepsia, pero no la única, es la recurrencia de eventos clínicos y transitorios llamados crisis Convulsivas o Crisis Epilépticas, estas crisis ocurren cuando un grupos de neuronas cerebrales descargan en forma anormal y excesiva, las manifestaciones de estas descargas dependen del área cerebral involucrada, de aquí que las crisis puedan ser: Motoras, sensoriales, psíquicas, autonómicas  o combinación entre ella.

 

Clasificación de Crisis Convulsivas

Estas se presentan de diferente manera:

 

Crisis Parciales Simples

  • En ocasiones previa a una crisis convulsiva se pueden presentar sensación o sensaciones extrañas, alucinaciones, alteraciones  de la percepción en espacio, tiempo área  de olores también llamada AURA.
  •  

  • CRISIS FOCALES O PARCIALES SIMPLES: Pueden presentarse con sensaciones subjetivas extrañas o difíciles de describir, o con fenómenos auditivos, visuales, sensación de hormigueo, entre otras. Estos síntomas pueden aparecer en forma aislada y auto limitada, o dar paso a pérdida de la conciencia con movimientos automáticos de boca, manos u otra parte del cuerpo.

    En otras oportunidades las crisis pueden presentarse con sacudidas de una extremidad o de la mitad de la cara, sin pérdida de la conciencia.

  •  

  • CRISIS PARCIALES COMPLEJAS, con deterioro de conciencia, a veces puede comenzar con sintomatología simple.
  •  

  • AUSENCIAS ATIPICAS: Deterioro de la conciencia asociado a cambios en el tono, más pronunciados el cual no es repentino. Algunas veces asociado con contracciones musculares.

 

Crisis Generalizadas ó Secundariamente Generalizadas

  • CRISIS DE AUSENCIA son también un tipo de crisis generalizada, son más frecuentes en niños y adolescentes y se manifiestan con pérdida del contacto con el medio, sin caída al suelo, de pocos segundos de duración y rápida recuperación.
  •  

  • AUSENCIAS QUE PROGRESAN A CRISIS TONICO CLONICO GENERALIZADAS:
  • CRISIS MIOCLONICAS: Sacudida súbita parcial o generalizada del cuerpo, seguida de perdida del estado de conciencia, pueden ser secundariamente generalizadas
  • CRISIS TÓNICAS: perdida del estado de conciencia, contracción muscular parcial o generalizada, híper extensión de una o varias extremidades.
  • CRISIS ATÓNICAS: Perdida del tono muscular de inicio parcial o generalizado con alteración del estado de conciencia y relajación de esfínteres.
  •  

  • CRISIS GENERALIZADA: La más frecuente, pero no la única de estas, es la crisis tónico clónica generalizada, en la cual hay pérdida brusca de la conciencia, caída al suelo, contracciones musculares seguidas de sacudidas rítmicas. Este tipo de crisis es el que más frecuentemente se identifica como epilepsia, otros tipos de crisis muchas veces pasan desapercibidos o son confundidos con trastornos de otro tipo.
  •  

  • CRISIS PARCIALES SECUNDARIAMENTE GENERALIZADAS: Una crisis también puede iniciar siendo parcial, progresar a parcial compleja y luego a generalización en forma secundaria.

 

 

Se hace referencia al termino  “Las Epilepsias”, debido a que no existe una enfermedad única que se llame epilepsia, sino, que existe un grupo de patologías que pueden manifestarse con crisis epilépticas, algunas de ellas con causas adquiridas como los tumores cerebrales, lesiones infecciones etc. Otras pueden estar desde el momento de nacer como las malformaciones cerebrales, vasculares y otras son de origen desconocido, es decir sin lesión estructural cerebral subyacente u otros signos o síntomas neurológicos. Se presume que es de origen genético y es usualmente edad dependiente.


La presencia de un solo evento convulsivo no hace diagnóstico de epilepsia, según la definición propuesta por la ILAE, es necesario tener al menos dos crisis epilépticas para considerar el diagnóstico de epilepsia, asimismo hay condiciones que se acompañan de crisis epilépticas, como las crisis febriles, las crisis inmediatas luego de una traumatismo cráneo encefálico y otras en las cuales no se considera el diagnóstico de epilepsia.
L a Epilepsia afecta a 55 de cada 1000 habitantes de Guatemala, a epilepsia no es exclusiva de algún sexo, edad o condición social.

 

IDICADORES MÉDICOS EN GUATEMALA
En promedio 20 niños consultan diariamente al servicio de Neurología Pediátrica HGSJDD, de estos el 65% son epilépticos.
Es la primera causa de consulta pediátrica neurológica.
El promedio de Estatus epilépticos es de aproximadamente 13 al mes.
El porcentaje de pacientes refractarios a tratamiento (no responden pese al tratamiento con diferentes medicamentos) es aproximadamente 30%
El 20 % de los niños internados en terapia intensiva con problemas neurologicos son epilépticos.
Probablemente hoy existen 15500 pacientes que llenan los requisitos para cirugía de epilepsia.
Cada familia gasta de Q.1, 000.00 a Q.3, 000.00 Quetzales mensuales para el tratamiento de un paciente con epilepsia en los casos controlables.
En Guatemala nacen anualmente 2500 niños con espina bífida.