El equipo integral de Asociación Humana, tiene como meta no solo ser el primer centro de epilepsia si no llegar a ser para Guatemala un Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía de primer nivel, como lo existe ya en otros países de América Latina.
La epilepsia no perdona, edad, sexo, ni condición social, es una realidad, los pacientes con epilepsia son excluidos y rezagados socialmente, ¡SIGAMOS AYUDANDO!