El Parkinson es una enfermedad degenerativa, progresiva del sistema nervioso que afecta el control voluntario de los movimientos.

Se manifiesta gradualmente, en ocasiones comienza con ligeros temblores en la mano o pierna, aunque también puede presentar rigidez o disminución del movimiento, el rostro puede perder expresión y el habla puede volverse incomprensible.

Los síntomas pueden ir progresando paulatinamente hasta ser incapacitantes en la persona que lo padece. 

Que lo causa 

Las neuronas cerebrales utilizan una substancia llamada ‘’Dopamina’’, la cual tiene como función ayudar a controlar el movimiento muscular, durante la enfermedad de Parkinson las neuronas que producen dopamina mueren progresivamente, por lo que al no producirse Dopamina los músculos pierden el control periódicamente, pues estos dejan de recibir mensajes de coordinación y control del movimiento.

En la mayoría de los casos el mal de Parkinson se presenta después de los 50 años, es uno de los problemas del sistema nervioso más comunes en adultos mayores y a pesar de que se desconoce la causa de la degeneración o muerte de las neuronas, puede considerarse posible la carga genética.

A pesar de que la enfermedad de Parkinson actualmente no tiene cura, el uso de medicamentos mejora notablemente los síntomas. 

La cirugía es un procedimiento que actualmente ha sido una gran opción para mejorar los síntomas.