Tratamiento

Aunque actualmente no existe ninguna cura para el mal de Parkinson, existen tratamientos farmacológicos y quirúrgicos que pueden ayudar a controlar los síntomas

Cirugía

La cirugía No cura el mal de Parkinson,  ayuda a aliviar los síntomas y retrasa el deterioro del paciente.

Los tipos de cirugía incluyen:

  • Estimulación cerebral profunda: Esto implica la colocación de estimuladores eléctricos en zonas del cerebro que controlan el movimiento.
  • Cirugía para cortar las vías sobreexcitadas que causan los síntomas del Parkinson.
  • Se están estudiando los trasplantes de células madre y otros procedimientos.